Enfermedad de Lyme en niños

Es una realidad la enfermedad de Lyme en niños y esta debe ser tratada con cuidado debido a que los niños suelen ser frágiles porque su sistema inmune aún está en proceso de desarrollo.

La enfermedad de Lyme, es producida por la picadura de un hematófago mejor conocido como la garrapata que habita en zonas donde hay abundante vegetación.

Los niños, están más propensos a estar en contacto con estos animales debido a que pasan mucho tiempo jugando con mascotas o al aire libre. Por esto, a continuación, te damos una serie de detalles sobre esta infección en infantes.

Factores de riesgo que permiten la enfermedad de Lyme en niños

La enfermedad de Lyme en niños, puede ser adquirida por los niños si habitan en zonas boscosas o en un entorno donde hay gran cantidad de animales, ya sean mascotas o animales silvestres. Las granjas son un factor de riesgo.

Síntomas tempranos de la infección

En niños los síntomas que se pueden presentar, suelen ser parecidos a los de una gripe común y es por esto que los padres deben estar muy atentos a ciertos síntomas y revisiones con respecto a los más pequeños.

Pueden surgir alteraciones de piel como sarpullidos, escalofríos, fiebre, cansancio, cefaleas, dolores musculares e inclusive puede llegar a pasar que se vean afectados por parálisis facial.

Tratamiento de la enfermedad en niños

En este caso el medico es el único responsable de poder aplicar el tratamiento y de realizar ciertas pruebas que pueden determinar si es la enfermedad de Lyme que está presente en el organismo del niño.

Por lo general, tienden a mandar tratamientos con antibióticos (amoxicilina oral o cefuroxima acetil) por aproximadamente 2 o 4 semanas, pero si los síntomas persisten, este le mandara a realizar una serie de análisis sanguíneos para detectar la presencia de la bacteria.

El motivo de que la prueba sanguínea no se haga a la primera, es debido a que entre más pase el tiempo después de la picadura el examen en será más preciso, de hecho, esa precisión se logra al paso de 4 a 6 semanas.

Como consecuencia de lo expuesto, es muy conveniente estar totalmente atentos ante la sospecha de la enfermedad de Lyme en niños y ante las mismas llevar inmediatamente al pequeño al servicio médico.

Hay que tener mucho cuidado y no automedicarlos, ya que solo el medico es que se debe encargar de manera responsable de indicar el tratamiento Lyme a aplicar y realizarle los exámenes pertinentes para evitar futuras complicaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies