Animales nocturnos: Una venganza es una venganza

En el año 2016 la industria cinematográfica otorga a su audiencia un largometraje considerado una joya por su inherente valor reflexivo, Animales nocturnos. Un filme basado en dos historias con un mismo propósito, el amor, la redención, y la venganza más dulce es aquella que no requiere daño físico.

Un largometraje, dos historias, y un objetivo preciso… Animales nocturnos

Otorgando una variedad de medios ineludibles, tenemos a los largometrajes como un elemento de carácter audiovisual pertenecientes a las artes escénicas. Permitiendo otorgar a todo aquel que visualiza estos medios del entretenimiento, de beneficios adicionales que sobrepasan un simple acto de disfrute.

Poseedor de una cantidad inconmensurable de ámbitos, el cine se caracteriza por la cantidad de géneros suministrados a esta industria. Permitiendo por medio del género cinematográfico, determinar el tema al cual se orienta el largometraje a elaborar a fin de atraer la atención general o especifica de una audiencia.

Estableciendo como un género ramificado del suspenso, el thriller psicológico, donde el ámbito central de los largometrajes se orienta a las destrezas que poseen los personajes principales. Sobresaliendo frente a cualquier característica física que estos posean.

La estructura que comprende estos largometrajes se catalogan de manera única, en donde la trama contenida se orienta a las estrategias mentales que puede tener un personaje frente a otro. Otorgando un elemento único de exhaustiva reflexión a la audiencia que puede visualizar estos medios.

Perteneciendo a este género cinematográfico, tenemos a Animales nocturnos, un largometraje del 2016 cuya trama se centra en Susan Morrow una adinerada galerista, beneficiada de una vida de dichas. Transcurrido algunos minutos del largometraje, recibe un libro de su antiguo marido, el escritor Edward Sheffield.

Con una vida dotada de éxitos, aunque infeliz, Susan decide leer el libro, maravillada por el contenido del recurso literario. Con el progreso de la trama, el largometraje se centra en la historia real como aquella narrada en la obra del Edward, quien buscara vengarse de Susan de una manera peculiar.

Aborrecido totalmente y abandonado por Susan, Edward planea minuciosamente una manera de escarmentar a su anterior pareja. Denominando a la obra Animales Nocturnos, como un claro indicativo a Susan de lo mucho que sufrió por ella, y entregándole de este modo la novela que constituye su venganza.

Un largometraje con una planificación de venganza meticulosa, en donde Edward demuestra a la audiencia que la venganza que más daño causa no es aquella realizada por un acto físico, sino aquella que puede causar un daño emocional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies