Ventajas para productoras de cine: ¿Qué pasa cuando vemos películas legalmente?

La producción cinematográfica es una de las profesiones más complejas del momento, sobre todo con las tecnologías que a día de hoy podemos disfrutar, por lo que es ideal poner nuestro grano de arena y ver películas que se trasmiten legalmente, ya sea en las salas de cine o en webs autorizadas.

Pero, ¿Por qué hacer eso? Pues lo ideal es poder proteger la propiedad intelectual de las cintas, ya que esta se encuentra presente en todas las etapas de película, desde que se escribe por primera vez el guion hasta que el filme es proyectado por última vez en el cine o en las webs.

¿Qué beneficios obtienen las productoras de cine?

Antes mencionamos al guion de la cinta y que se trata del principio de toda producción, esta es una de las etapas que mayor protección necesita y por lo que ver películas que se transmiten legalmente se hace tan importante, ya que el guion no debe distribuirse fuera de la producción; pero no es todo, las productoras también obtienen los siguientes beneficios:

  • Protección a los derechos de autor: Los derechos de autor le permiten a los creadores o titulares el denegar a otros el uso de su creación, ya se para realizar secuelas, versiones, entre otros. Normalmente, se protegen los guiones, la música original o los personajes animados.
  • Obtención de fondos de financiación: Todos saben que las películas se realizan con un presupuesto de dinero para todo lo que necesita la producción, este fondo se crea al obtener ganancias con producciones anteriores, las cuales deben ser canceladas por los interesados para poder reproducirlas.
  • Elaboración de acuerdos de distribución: Una vez culminada la producción, solo el productor es quien decide donde se puede reproducir su creación, estos acuerdos normalmente se realizan a conveniencia, ya que el producto recibirá una remuneración por ceder su creación a un cine o web.
  • Obtención de innovaciones tecnologías: A medida que una productora gana fama entre sus competidoras y obtiene buena remuneración por sus creaciones, también puede ir trabajando con nuevas tecnologías, como sucede con películas donde se utiliza la animación en personajes de carne y hueso.

Todos estos beneficios son conocidos como la Propiedad Intelectual y cuando los cinéfilos se deciden por ver películas que se trasmiten legalmente, no solo ayudan a las productoras a actualizarse, también dejan claro que respetan y apoyan el trabajo que se encuentra detrás de las pantallas de cine, del ordenador o la tv.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies