¿Cómo ahorrar dinero en el sistema de calefacción?

Hay muchas maneras de ahorrar dinero en el sistema de calefacción, aquí te mostraremos algunos trucos, pues en los hogares uno de los gastos que aumenta con la llegada del frio es el del sistema de calefacción.

Eso sí, queremos recordarte que en ClimAhorro pueden analizar el sistema de calefacción de tu hogar y darte mucha más información.

Datos para ahorrar dinero en el sistema de calefacción

Agua caliente

Darse un baño caliente es muy placentero, pero es justo el agua caliente uno de lo que más energía gasta, veamos entonces que hacer:

Cierra el grifo cuando te estés enjabonado, báñate en la ducha y no en la bañera, consumirás menos agua. Ajusta el termostato de manera que el agua tenga la temperatura deseada.

Extrae el aire de los radiadores

Purgar el aire a los radiadores por lo menos una vez al año, sobre todo cada vez que comienza el invierno, porque hay partículas que se acumulan e impiden el paso del calor. Lo que causará que la máquina trabaje más y por tanto, consuma más energía.

Mantén una temperatura adecuada

No es necesario tener una casa muy caliente, es preferible mantener una temperatura de veintidós grados, así es confortable, cálido, pero fresco. Si tienes un termostato te resultará fácil mantener una temperatura adecuada durante el día y de esa forma ahorras hasta un 10 % del consumo.

No calientes las habitaciones vacías

Mantén cerradas las llaves de los radiadores de aquellas habitaciones que estés siendo utilizadas. De esta manera, necesitarás menos esfuerzo de la máquina para mantener los espacios que sí uses con la temperatura que tú desees.

Cambia tu caldera por una de bajo consumo

Si puedes hacerlo, cambia la caldera para una de consumo eficiente. Aunque supone una inversión mayor, la reducción del consumo valdrá la pena a la larga.

Mantén descubiertos los radiadores

Sólo mantenlos descubiertos, pues no es recomendable secar ropa sobre ellos, ni colocar muebles muy cerca, de esa forma lo que hace es incrementar el consumo.

Apaga la calefacción por la noche

No es necesario mantener la calefacción por la noche, apagándola en las horas nocturnas podemos reducir el consumo de una manera considerable.

Revisa el aislamiento

Las necesidades de calefacción aumentan por la pérdida de calor a través de las ventanas, por ello revisa si tu vivienda cuenta con el aislamiento adecuado, que no deje pasar el frio.

Programa el encendido

Si la casa va a estar sola muchas horas al día programa para que la calefacción se encienda una hora antes de llegar a casa.

Siguiendo estos consejos puedes lograr ahorrar dinero en el sistema de calefacción sin disminuir el confort en tu hogar, especialmente en épocas de mucho frío. Si te sabes algún otro consejo ¡no dudes en comentárnoslo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies