Complementando su belleza con técnicas modernas

La tecnología ha permitido que las personas puedan utilizar herramientas que proporcionan resultados sorprendentes dentro de los conceptos creados en estándares de la sociedad moderna, el hecho de verse bien es vital para proyectar una buena imagen cargada de personalidad y carácter.

Cambiando la apariencia física y estructural

Sin duda alguna, las cejas han sido tomadas muy en cuenta en los últimos años en el maquillaje, como parte importante de la apariencia del rostro, ya que ellas son las encargadas de da un enfoque característico tanto a la mirada como a la apariencia física como tal.

Bien sea si la persona posee cicatrices, a ausencia de pelo en esta zona, hay quienes por la influencia de tratamientos invasivos como la quimioterapia que afectan también esta parte, al igual que todas las demás donde crezca cabello, son candidatos a realizarse el microblading o simplemente por estética.

Los casos entre los clientes que se someten a este proceso pueden ser muy variados, aunque en general aporta grandes beneficios satisfactorios, cambiando la forma de la ceja y con ello el marco de la mirada. De igual forma se orienta a ser una herramienta para no tener que maquillarse las cejas.

En ese sentido, esta fabulosa técnica tiene sus inicios basados en el tatuaje japonés de tirobi, que poco a poco se fue expandiendo por otras partes del mundo, consiste básicamente en usar un instrumento con 14 agujas más finas que las de los tatuajes convencionales.

Se hace por medio de la técnica de rellenar pelo a pelo la ceja, dándole forma de acuerdo al estudio previo y marcado ajustado a los rasgos proporcionales de su rostro correctamente medido, por parte de un profesional experto en el tema que le ofrece dicho servicio de calidad garantizada.

La persona que realiza este sistema, tiene que tener destreza y conocimiento del mismo, ya que se hace injertando pigmento liquido en la capa superficial de la epidermis, a mano alzada y requiere de mucho cuidado y delicadeza para obtener resultados geniales, de forma inmediata se observan las diferencia.

Similar al tatuaje tradicional en el cual se hace mínimas lesiones que sanan al cabo de algunas semanas, el microblading tiene una duración de dos años aproximadamente, en su pigmento adecuado con un tono personalizado según su tipo de piel.

Una vez más queda demostrado que la tecnología es influencia para la vida de millones de personas alrededor del mundo, sumando innovación dentro de la belleza y la salud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies