Como cuidar los colchones de los hospitales para que duren

Por los hospitales pasan cientos de personas al día, unas que solo van de paso y otras que se quedan unos días, la verdad es que es un lugar en el que tarde o temprano terminamos todos, ya que las dolencias acaban llegando y la necesidad de ayuda médica se convierte en imprescindible. Si una cosa debe haber en un hospital es tolerancia, ya que son muchas las personas de todas clases que acaban llegando, unas con más genio que otras, unas que dejan que los ayuden y otros que prefieren hacerlo solas, unos dependientes y otros completamente autónomos, en definitiva, una buena selección de gente con los que tanto médicos como enfermeros deben lidiar. Pasar la noche en el hospital no es que sea un motivo de agrado para nadie, cuando se tiene que estar es porque la persona en cuestión esta tan enfermo que se convierte en improbable que pueda dormir en su casa, es por ello que siempre hay una cama disponible, esperando ser ocupada por una persona enferma.

Las camas son entonces cuando mejor deben estar cuidadas, a pesar de que son muchas las personas que lo ponen en duda, de que en muchos hospitales las camas no valen ni para tirarlas, hay que romper una lanza a favor de hospitales que si cumplen y disponen de unas camas en las que se pueden descansar varios días sin problema, ya que son colchones de buena calidad de los que no se hunden y mucho menos duele la espalda. Por supuesto para que eso sea así, hay que encargarse del cuidado de los colchones, y desde luego no basta con el cambiado de sabanas solamente, una vez se cambia de paciente hay que intentar dejar el colchón lo más limpio posible, para ello es aspirado, y sacudido además de ventilado, son muchos los hospitales que trabajan de la mano con resuntex.es ya que se dedica al tema de la venta de textil para hospitales, es a través de ellos que pueden comprar una buena selección de empapadores desechables muy importantes en el cuidado de los colchones, ya que son los que evitan que de alguna manera pueda calar y se manche o se moje.

Y es que indudablemente uno quiere disfrutar de una cama limpia, aunque sea en un hospital, ese disfrute lo queremos y necesitamos siempre.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies