Los Sistemas de Retribución Variable: La Manera Más Ingeniosa Para Incentivar A Tus Trabajadores.

Para que una empresa o compañía alcance el éxito y objetivos planteados por sus directivos, es necesario que se unan fuerzas entre los protagonistas de cada uno de los Departamentos, es decir, cada uno de los trabajadores. En la medida que se sientan bien, conformes con la remuneración que se obtiene por el esfuerzo realizado y que permitan a su vez cada meta personal que se propongan. Todo debe ir vinculado a un sistema de retribución variable que deje claro cómo se lograrán satisfacer las necesidades del grupo laboral.

Ahora bien, estos sistemas de retribución variable pueden clasificarse en dos grandes grupos bien definidos, siendo el primero el Salario a comisión y el último, Complementos vinculados a los resultados de la compañía. Desde luego, depende de la manera en que se establezcan las condiciones en el contrato de trabajo que se celebra entre el director y el trabajador. Por ejemplo, en los casos donde se establece un salario a comisión, el trabajado obtiene un derecho directo a recibir una remuneración (el porcentaje también se determina en el contrato de trabajo) por la operación mercantil que en definitiva, resulta en ganancia para la compañía.

Este primer grupo engloba las condiciones en que se puede incentivar a un trabajador de forma más generalizada. Se podría decir que no existen demasiadas regulaciones ni procedimientos en el desarrollo de la relación laboral. En pocas palabras, el sistema de salario a comisión establece que la retribución que se otorgue al trabajador estará determinada por el resultado que se obtuvo a partir de esta transacción mercantil o financiera. El trabajador, por tanto, se esforzará en lograr dichos objetivos, pues a su vez, se traducen en beneficio para éste y su fuente de ingresos.

Por su parte, el segundo grupo del sistema de retribución variable, Complementos vinculados a resultados de la compañía, supone un grado mayor de responsabilidad tanto para la empresa como para el trabajador. La empresa debe velar por que su nómina se mantenga al día en cuanto a actualizaciones del mundo laboral en que se desempeñan. Los trabajadores, adiestrados, son capaces de asumir un compromiso más fuerte que, podrá tener mejores resultados si todos son conscientes de las posibles consecuencias del no alcanzar los objetivos empresariales. Cada grupo se puede diferenciar claramente, pero lo importante es que los sistemas de retribución variable son la manera de alcanzar los objetivos personales y corporativos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies